Top
Image Alt

Primera muerte por la DELTA

  /  Nacionales   /  Primera muerte por la DELTA

Primera muerte por la DELTA

Variante Delta: tras el fallecimiento del “caso cero”, una mujer continúa internada en grave estado.

Una mujer que contrajo la variante Delta continúa internada en el área de cuidados intensivos del hospital Rawson de la provincia de Córdoba. Por otra parte, el denominado “caso cero” murió en la madrugada del domingo tras un largo período de internación en terapia intensiva. El hombre, de 62 años, tenía neumonía bilateral y no estaba vacunado contra el coronavirus.

Portando el virus, había arribado al país procedente de Perú. Su primera escala había sido el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, sitio al que había llegado con un test negativo que se había realizado antes del vuelo, el pasado 19 de julio. Desde allí, había viajado en auto a Córdoba, con un acompañante.

El director del hospital confirmó el deceso, producto de una arritmia. Además, señaló que el viajante era de nacionalidad boliviana y había estado en Perú por asuntos laborales.

“El paciente variante Delta, denominado caso índice, falleció durante la madrugada de este domingo, aproximadamente a las 2 de la mañana, producto de una arritmia. Estaba internado con una enfermedad por Covid-19 crítica, con pronóstico muy reservado y en respiración mecánica asistida”, detalló Díaz en declaraciones a este medio.

El 21 de julio, el viajero se había realizado el control de seguimiento telefónico y se había programado el testeo de alta que correspondía al séptimo día, que se concretó el 26 de julio. Allí, el resultado fue positivo. Pero además se detectó que portaba la variante Delta.

A partir de allí se inició una investigación epidemiológica que sirvió para identificar que dicha persona había tenido contacto con familiares no convivientes durante el período que debió guardar aislamiento. Por ese motivo, desde el Ministerio de Salud realizaron una denuncia penal para el inicio de las acciones legales correspondientes, y para determinar la responsabilidad y posible violación de la cuarentena por parte del viajero.

El fiscal Andrés Godoy había imputado días atrás a cinco personas por los delitos de “violación de las normas sanitarias” y “propagación de una enfermedad contagiosa”, establecidas en los artículos 202 y 205 del Código Penal, que contempla penas de tres a 15 años de prisión.

Según la causa judicial, el ahora fallecido habría violado el aislamiento domiciliario que se le había impuesto, lo que habría generado un brote intrafamiliar en 35 de las 40 personas que dieron positivo de la variante Delta.

Los restantes cuatro acusados habrían mantenido contacto con el viajero y, a sabiendas de que portaba el virus y como contactos estrechos, no habrían cumplido con el aislamiento obligatorio. La autoridad sanitaria había impuesto el aislamiento preventivo de 800 personas por ser contactos estrechos, contactos de contactos, y de burbujas escolares vinculadas con el denominado “caso cero” y su entorno.

Luego de este brote, surgieron más casos de variante Delta en viajeros llegados a Córdoba, pero todos guardaron la correspondiente cuarentena, sin contagiar a otras personas.

 

Fuente: La Voz

Compartir Nota