Luciano
Top
Image Alt

AUMENTA LA RECAUDACION PERO…

  /  Opinión   /  AUMENTA LA RECAUDACION PERO…

AUMENTA LA RECAUDACION PERO…

Preocupación por la caída de la recaudación: Luces y sombras en la economía de la provincia

 

En medio de la preocupación por la caída de la recaudación en términos reales, es necesario analizar detenidamente la situación económica de la provincia. Si bien es cierto que la recaudación ha experimentado una disminución en términos reales, es importante contextualizar este dato y observar cómo ha evolucionado en relación con otros indicadores económicos.

Al comparar la inflación interanual hasta marzo con la variación interanual de recursos, se puede observar que, si bien la inflación se sitúa en un 288%, los ingresos brutos han aumentado significativamente, alcanzando un incremento del 352%. Esto significa que, en términos reales, no ha habido una pérdida de recursos para el gobierno.

Es importante destacar que, a pesar de la caída en la recaudación, el aumento de los ingresos brutos ha superado ampliamente la tasa de inflación. Esto debería representar un balance positivo para las arcas estatales.

Sin embargo, al analizar el período acumulado desde el 1 de diciembre hasta la fecha, se confirma que la situación económica de la provincia presenta luces y sombras. A pesar del aumento en la recaudación, este incremento no se está traduciendo en mejoras significativas para los trabajadores ni para los servicios públicos.

Desde el 1 de diciembre hasta la fecha, se ha duplicado el ingreso de la Administración de Ingresos Públicos (ASIP) y de Regalías. Sin embargo, esta importante subida de recursos no se refleja en los salarios de los trabajadores estatales, que se encuentran muy por debajo de la inflación acumulada. Esta situación está generando un deterioro en la calidad de vida de las familias que dependen de estos ingresos para subsistir.

Además, la falta de transferencias de fondos a los municipios está dejando a muchas comunidades en una situación financiera precaria, afectando la prestación de servicios esenciales a la comunidad. Por si fuera poco, la falta de compras de insumos en hospitales y otros servicios públicos es alarmante y pone en riesgo la salud de los santacruceños.

Para colmo, la reciente creación de la Ley de Emergencia Administrativa para posibilitar las compras directas plantea serias dudas sobre la gestión de compras del gobierno. Esta medida, que ya está contemplada en la Ley de Administración Financiera, ¿es una manera de justificar la inoperancia en la gestión de compras? Parece que en lugar de resolver los problemas, se están buscando excusas para no enfrentarlos.

En resumen, si bien la recaudación ha aumentado, la falta de inversión en los trabajadores y en los servicios públicos está generando una crisis que no puede ser ignorada. La situación económica de la provincia requiere medidas urgentes y una gestión más eficiente de los recursos para garantizar el bienestar de todos los santacruceños.