Top

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

Hubo varias empresas argentinas que fueron multadas por publicar falsas ofertas y por incumplimientos al consumidor.

 

 

Ya se aplicaron sanciones por más de $50 millones a compañías alimenticias, prepagas y tecnológicas.

En los últimos días, Mercado Libre y Suavestar fueron multadas por 2 millones de pesos cada una por publicar falsas ofertas en el marco del Hot Sale. En un comunicado de la Secretaria de Comercio Interior de la Nación, recordaron que las empresas tienen la obligación de brindar información cierta, clara y detallada sobre las condiciones de compra de los productos ofertados a las y los consumidores.

En el último tiempo se aplicaron sanciones por más de $55 millones a un grupo de grandes compañías de sectores como el alimenticio, prepagas y del sistema financiero, entre otros. Más aún, en tan solo dos días aplicó medidas por $30 millones que deberán ser pagadas a la Secretaría de Comercio Interior que dirige Paula Español y que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo a cargo de Matías Kulfas.

Las empresas multadas fueron Despegar; Glovo; PedidosYa; Telefónica de Argentina; Frávega; Walmart e Iguatemi (Key Biscane). Fueron acusadas por la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje en Consumo por incumplimientos en sus servicios y se les establecieron penalidades por un total de $20,5 millones.

En el caso de las apps de envíos a domicilio PedidosYa y Glovo debieron pagar $2,5 millones cada una, por violar la obligación establecida en el artículo 4° de la Ley de Defensa del Consumidor, de informar de manera clara sobre los servicios que ofrecen, y por incluir cláusulas abusivas en los términos y condiciones a los que adhieren las y los consumidores.

En tanto Telefónica de Argentina fue multada en $5 millones por no respetar los plazos de entrega en la adquisición de teléfonos móviles ni brindar información respecto de la entrega de los chips y los trámites relativos al ejercicio del derecho de la portabilidad numérica. Según explican las fuentes oficiales, la compañía recibió una sanción adicional por ofertar y comercializar bienes sin brindar previamente información verídica y detallada en cuanto a las modalidades, condiciones o limitaciones del servicio de garantía, por no permitir la baja de los servicios generando deudas, por no modificar la modalidad contractual solicitada y, finalmente, por incumplimientos en la prestación del servicio de telefonía fija e internet.

 

Publicidad engañosa

En el caso de Despegar, ahora fue penalizada con $4 millones por no suministrar información sobre los canales de atención donde los consumidores pueden realizar trámites y consultas relativas a la modificación o cancelación de los servicios contratados. A través de omisiones como no consignar la dirección electrónica del organismo nacional de aplicación de la Ley de Defensa del Consumidor, o no informar el horario de atención, ni el número telefónico o sitio electrónico para que se puedan formular consultas y/o reclamos al área responsable, la empresa no garantizó buenas condiciones de atención, ni trato digno y equitativo para con sus clientes», explica un comunicado oficial.

Finalmente, Mercado Libre, Suavestar, Sodimac y Frávega fueron sancionadas por $2,5 millones cada una por presentar como ofertas incluidas en el «Hot Sale» precios que eran similares a los existentes anteriormente. Y la empresa Iguatemi (Key Biscane) pagará otros $1,5 millones por una conducta similar durante el «Cyber Monday».

En la justificación de las sanciones se destaca que el comportamiento de las empresas «no solo afecta la certidumbre del consumidor en haber resuelto su discordia con la proveedora, sino que también evidencia una actitud de llano desprecio hacia el sistema de conciliaciones previas en materia de consumo, el cual se instauró precisamente para dar una solución rápida y efectiva a los conflictos de menor cuantía y evitar así la movilización de recursos por parte de la instancia administrativa sancionadora».

 

Las prepagas también recibieron multas

 

Denuncias de similares características recibieron varias empresas de medicina privada. En este caso, las multas alcanzaron los $7,7 millones y se le aplicaron a prepagas y compañías de servicios de salud por incumplimientos en la publicación de los contratos y el botón de baja en sus sitios web.

De acuerdo a las acusaciones, Galeno Argentina; Medicina Prepaga Hominis y el CEMIC infringieron el artículo 38 de la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor que obliga a publicar en sus sitios web el modelo de contrato a suscribir. En estos casos, las multas fueron de $750.000; $600.000 y $700.000, respectivamente.

 

Empresas alimenticias también hicieron trampas

 

Las alimenticias imputadas como Mastellone; Fargo; AGD; Danone; Molinos Cañuelas; Bunge; Molinos Río de la Plata; Unilever; P&G; Paladini y Potigian fueron sancionadas por retención en sus volúmenes de producción o falta de entrega de determinados productos de consumo masivo para su comercialización.

Para Español, secretaria de Comercio Interior de la Nación, quedó claro que las empresas incumplieron con la intimación a incrementar su producción hasta el más alto grado de su capacidad instalada y arbitrar los medios a su alcance para asegurar su transporte y distribución con el fin de satisfacer la demanda.

En ese marco y durante varias fiscalizaciones realizadas en los comercios por inspectores del Gobierno se identificaron faltantes en góndolas de productos de consumo masivo.

«A partir de esta evidencia, se realizaron inspecciones en las oficinas administrativas de diversas empresas proveedoras, lo que derivó en distintos requerimientos de información sobre stocks e inventarios durante los meses de noviembre y diciembre de 2020, y enero de 2021», añadieron las fuentes oficiales para quienes, del análisis de la información remitida por las empresas se comprobó una importante caída de la producción o en la distribución de diversas gamas de productos.

Por ejemplo, en Unilever, que elabora alimentos, artículos de limpieza e higiene personal, se detectó una caída de casi el 100% en su inventario de aderezos.

En el caso de Danone, se corroboró una disminución relevante en la producción y despacho de quesos cremas y postres durante el trimestre relevado.

A Procter & Gamble (P&G), que elabora productos de limpieza y para el cuidado personal, se le identificaron una reducción importante en el stock de varias presentaciones de productos de marcas emblemáticas de pañales y detergentes.

La panificadora y elaboradora de pastas Fargo también evidenció una reducción en el stock de diversas presentaciones de ravioles y ñoquis, tapas de empanadas y de pan lactal en todas sus variedades.

Ni la empresa del titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) logró esquivar las multas. Se trata de Aceitera General Deheza (AGD) a la cual se le acreditó una baja de inventario en su totalidad de marcas y presentaciones. De igual modo, en la empresa Molinos Río de la Plata donde, según el Gobierno, se relevó una importante reducción de inventarios de harinas, productos a base de arroz, arroz y aceites.

En el caso de Bunge, también se corroboró una baja en el despacho de aceites envasados y una variación negativa de stocks de harinas. Y a la láctea Mastellone, la distribuidora de golosinas Potigian, la firma alimentos agroindustriales Molinos Cañuelas y el frigorífico Paladini no aportaron la información con el detalle requerido para realizar un análisis completo de imputadas por este motivo.

Compartir Nota