Top

Testear, rastrear, aislar, vacunar…

Santa Cruz: miles de vacunas sin aplicar, y gente con comorbilidades que no pudieron inscribirse para ser vacunados.

 

En un país y provincia en la que hubo (y hay) vacunación Vip, la implementación y el sistema que decide a quién vacunar y a quién no, debe ser extremadamente transparente  y efectivo. Hasta ahora, sólo el 2,44% de la población recibió las dos dosis, y el 13% recibió una sola.

Luego de 14 meses de pandemia hay medidas preventivas y concretas que los gobiernos  y la comunidad en general, sabe que sí o si deben realizarse para frenar el virus.

El uso de tapabocas o barbijo, distancia social, lavado de manos, no compartir el mate, ventilar lugares cerrados, etc, etc , rige para todos.

Testear, rastrear, aislar,  vacunar, y mejorar el sistema de salud, era la lista de “cosas por hacer” en cada uno de los gobiernos provinciales (y nación) previo a  esta segunda ola que azota al país y que ya llegó a Santa Cruz aunque no con la trágica situación de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Argentina es uno de los países que menos testea por millón de habitantes,  no podemos tacharlo de la lista.

No se ha mejorado el sistema de salud de manera grandilocuente. Las camas de terapia intensiva no aumentaron, y sobre todo, el personal es el mismo que el del año pasado en los hospitales. Esto último es fundamental, porque de nada sirve 100 camas con 100 respiradores, si no hay un medico y enfermeros. Tampoco lo podemos tachar a pesar del anuncio  de la creación de hospitales modulares, de los cuales tres vendrán a Santa Cruz.

A esta altura del año, deberían haberse vacunado con dos dosis,  por lo menos el 30% de la población argentina, pero sólo se llegó al 2%. (El argumento “aliviador” de que nuestro país está entre los primeros 20 que recibió mayor cantidad de vacunas, no alcanza.  Equivaldría a advertir que la economía no está tan mal porque la inflación es menor que la de Venezuela). No podemos tacharlo.

En Santa Cruz, de acuerdo al Monitor Público de Vacunación, estos son los datos:

 

Distribuidas total            Aplicadas 1°       Aplicadas 2°       Aplicadas total

74.702                                  47.846                   8.958                   56.804

 

El gobierno provincial informó que se vacunó a casi el 100% del personal de salud. Es muy importante este dato, pero es engañoso.

Sólo el 2,44% de la población recibió las dos dosis de la vacuna. El 13% recibió una sola dosis.

Pero además, otro dato importante que revela el Monitor, es que hay más de 17 mil vacunas que recibió la provincia y todavía no aplicó.  Esto alcanza  varios distritos, pero es por lo menos llamativo teniendo en cuenta que la información oficial es escasa y no se explican los motivos.

Una razón puede ser que las vacunas se van aplicando a medida  que se inscriben los grupos que deben inscribirse, pero no lo sabemos.

 Santa Cruz comenzó a vacunar a los grupos de 18 a 59 años.

El jueves comenzó la inscripción para mayores de 40 años.

La información oficial señala se vacunará a personas con comorbilidades severas y graves con riesgo de vida:

-Diabéticos insulino-dependientes

-Personas con HIV

-Oncológicos

-Dializados

-Trasplantados

-Enfermos pulmonares crónicos oxigeno dependientes

-Personas con índice de masa corporal de más de 40 (IMC>40)

-Enfermedades poco frecuentes que tengan indicación por riesgo incrementado por inmunodeficiencias.

-Cardiópatas severos con elevado riesgo de vida

 

La “base de criterios” de selección del gobierno provincial  se sustenta en:

-Elevado riesgo a tener complicaciones graves o muerte a consecuencia de COVID.

-Elevada exposición a riesgo de contagio de COVID.

-Relevancia e importancia de la actividad o función que desempeña con nivel exposición a COVID elevado.

En esta etapa priorizada, de las partidas remitidas por Nación, se propone disponer de un porcentaje destinado a las personas de mayor riesgo por patologías y un porcentaje al resto de los grupos priorizados.

 “Si la persona no fue atendida en ningún momento en el sistema público de salud o a través de obras sociales, se solicitará un certificado emitido por un médico provincial y una Declaración Jurada. En este caso, se derivará la solicitud a una auditoría”,  advierte el gobierno.

En un país y provincia en la que hubo (y hay) vacunación Vip, la implementación, el sistema que decide a quién vacunar y a quién no, debe ser extremadamente transparente  y efectivo.

Pero sucede que muchas personas no están dentro del sistema integrado que dispone la provincia para detectar quien debe recibir  la vacuna. (Incluso quienes nacieron en Río Gallegos y cuya historia clínica deberían ser detectados, fueron rechazados)

No es un dato menor, porque el virus actúa de diferente manera según las personas, pero sí es, en general, letal con quien tenga comorbilidades.

Muchos ciudadanos con problemas de hipertensión, respiratorios, sometidos a cirugías, y otras patologías no fueron incluidas, y deben acudir a un médico para justificarlo que debe firmar una declaración jurada. 

Con una sola dosis de la vacuna  un contagiado puede evitar la internación grave, y por ende, la muerte. Todos los especialistas y expertos señalan que un ingreso a terapia intensiva  es 50/50: o  te salvas o te morís. La vacunación no puede depender de esta ruleta.

 

 

 

Compartir Nota