Top
Image Alt

¿Por qué es importante APRENDER?

  /  Sociedad   /  ¿Por qué es importante APRENDER?

¿Por qué es importante APRENDER?

El organismo internacional de educación​ dedicado a la investigación, docencia y difusión de las ciencias sociales (FLACSO),  alertó sobre una proyección que muestra  que casi 1,5 millones de chicos abandonaran la escuela durante la pandemia. El propio ministro de educación, Nicolás Trotta, reconoció que en el 2020 casi un millón de alumnos tuvieron “bajo o nulo contacto con las escuelas”. Hace unos días Argentina confirmo que este año tampoco realizara la evaluación  educativa “Aprender”. Y en Santa Cruz la presencialidad se hace esperar en la mayoría de las localidades.

Nuestro sistema educativo arrastra serios problemas de calidad. Ya en 2019- ultimo año que se tomo la evaluación-  los resultados de las pruebas Aprender  ratificaban una tendencia: los alumnos no incorporan los conocimientos suficientes en matemática. En secundaria, incluso, los desempeños resultaron peores.  El 72% estaba por debajo de los niveles deseados y, lejos de mejorar, y sin argumentos sólidos, este año, una vez más,  el ministerio de Educación decidió no realizar la prueba.

“Un millón y medio de alumnos fuera del sistema es gravísimo, y si a esto le sumamos que por segundo año consecutivo se suspenden las Pruebas de Evaluación Educativa Aprender, no estamos entendiendo para que sirve tener la foto de la real situación” comienza analizando Laura Lewin, especialista en educación, escritora y formadora docente.

“Las evaluaciones aportan información al sistema y a las escuelas. Esto les permite saber “por dónde ir”, les marca la ruta para seguir y mejorar los puntos flojos del aprendizaje en los distintos niveles” aclara Laura. “Pero en contra de cualquier estrategia,  el ministerio de Educación decide sacar los espejos de la casa para no darse cuenta del desastre de la pandemia” ejemplifica.

“Debemos cambiar la cabeza en relación al sentido de la evaluación;  no es poner la lupa o emitir juicio de valor sobre los alumnos. La evaluación me da brújula, me clarifica, me dice adonde estoy yendo. Y en momentos de niebla (como estos) necesitas una foto para saber dónde estamos, no se pueden tomar decisiones sin estos datos. No se puede separar la evaluación de la instrucción” insiste la formadora.

Es necesario volver a las aulas, y aun más conocer el nivel de competencias de los alumnos para poder desarrollar estrategias educativas acordes.

“Ahora en las aulas (los que tienen la suerte de volver a las aulas) vamos  a encontrar chicos con sobreestimulación tecnológica, eso va a generar poca atención, poca tolerancia al aburrimiento, trastornos cognitivos. Otros chicos que no han tenido acceso -unos por falta de conexión, otros porque no entendieron, otros porque les costó concentrarse- van a estar en otro nivel de conocimiento. Vas a tener todos los colores. Es necesario una foto para tomar decisiones, para evaluar la situación y darles herramientas a los docentes para que puedan planificar”.

“Con esta nulidad de conocimiento respecto de la situación lo único que hacen es desnudar las falencias en la gestión educativa de este año y medio de pandemia. Escondemos la mugre bajo la alfombra. La situación es urgente. Necesitamos que activen, planifiquen y adecuen la curricula. Pero sin la foto,  me parece que caminamos en falso. Es importante cambiar la mirada en relación  a la educación, no evalúas al alumno, estas evaluando la situación general para desde ahí planificar”.

“Es importante destacar algo: una cosa es la enseñanza virtual y otra la enseñanza remota de emergencia.   Clases virtuales no es zoom, es clase sincrónica –periodo en el que está conectado- y asincrónica- donde integra el conocimiento con la tarea y el análisis- , en Argentina hubo un abuso del zoom.  Los chicos están agotados emocional y cognitivamente, además el tiempo sin presencialidad fue demasiado extenso. Esto desarrollo la apatía. No tienen ganas de nada. Se viene una generación de apáticos. Eso generó.  Necesitamos nuevas políticas educativas, nuevas currículas, adaptadas a lo que dejo la pandemia. Para esto es necesario evaluar. Pero si sacamos los espejos, seguimos en la mentira de la justificación” finalizo Lewin.

Compartir Nota