Luciano
Top
Image Alt

JXC: OPOSICIÓN O COGOBIERNO

  /  Política   /  JXC: OPOSICIÓN O COGOBIERNO

JXC: OPOSICIÓN O COGOBIERNO

No hubo acuerdo entre los gobernadores y el sector que responde a Mauricio Macri, y sigue la disyuntiva dentro del partido para saber si apoyará o no al gobierno de Milei.

 

Reunidos en Palermo, los diez mandatarios electos de la coalición le marcaron la cancha al sector que busca integrarse al próximo Ejecutivo. “Nosotros no cogobernamos”, sentenciaron en un comunicado. La tensión interna podría escalar si Cristian Ritondo logra ubicarse como presidente de la Cámara de Diputados, lo que derivaría en una ruptura definitiva del espacio.

El mensaje hacia afuera fue de “unidad”, pero puertas adentro quedó al descubierto la deriva interna que atraviesa Juntos por el Cambio. De la reunión de este martes entre los diez gobernadores y varios de los diputados de la alianza –de lo que todavía queda de ella– no surgió una foto conjunta ni una posición de consenso sobre qué hacer frente a la etapa que se abre a partir del 10 de diciembre. De todos modos, una cosa quedó clara: los mandatarios provinciales del espacio no se moverán de su postura de pararse como “oposición sana” al gobierno de Javier Milei. Buscarán tender acuerdos y garantizar gobernabilidad, pero no se integrarán al Ejecutivo. En la vereda de enfrente, las terminales de Mauricio Macri insistieron en la conveniencia de hacer, precisamente, lo contrario: cogobernar. En ese parte aguas se definirá, en los próximos días, el futuro de la coalición.

“Nosotros no cogobernamos”, dice taxativamente el documento que se difundió post encuentro y que lleva la firma de los gobernadores del espacio. Para los mandatarios fue importante dejar en claro que cualquier integración de un dirigente de JxC al gobierno libertario es una aventura individual. “Es bueno que algunos dirigentes que quieran ayudar lo hagan, porque es mejor un gobierno sólido con buenos dirigentes, que un gobierno débil. Pero eso no nos compromete ni obliga como garantes”, abunda el texto. La frase alude indirectamente a Patricia Bullrich, que suena como posible ministra de Seguridad, pero también, por extensión, a muchos otros. Uno de ellos es Cristian Ritondo, quien participó de la reunión y cuya postulación como presidente de la Cámara de Diputados a partir del 10 de diciembre es uno de los vértices del pacto de Acassuso entre Macri y Milei.

“Los ministros vuelan. Por eso la llave del acuerdo con Milei pasa por la presidencia de la Cámara”, confió a Página/12 un dirigente que formó parte de la reunión con los gobernadores. Si Ritondo asume finalmente en ese cargo, no sólo se posiciona directamente en la línea sucesoria, algo que todo el sistema político mira de reojo. Sino que también obligaría a muchos legisladores de JxC, y más precisamente del PRO, no ya a apoyar desde afuera las políticas y las reformas que implemente Milei, sino a defenderlas a capa y espada. También a tender los acuerdos necesarios en el Congreso para concretarlas. Básicamente, a ser oficialistas.

Esa es la idea de los “halcones” que siguen fieles a Macri y que, por ahora, tiene dos obstáculos. El primero quedó más que claro en la reunión de este martes: no podrán arrastrar hacia ese acuerdo al resto de la alianza y, por lo tanto, el sostén parlamentario que tendrían para ofrecerle al presidente electo se vería reducido. El segundo tiene nombre y apellido: Guillermo Francos. El designado Jefe de Gabinete por Milei prefiere priorizar un acuerdo con el peronismo federal, en cabeza de Florencio Randazzo.

Por eso, ese mismo sector deja la puerta abierta que el acuerdo no se haga. “Si Cristian no preside la Cámara, pasaremos a ser aliados, no cogobierno”, sentenció un dirigente ante este medio. Y aventuró que ese tema estará sobre la mesa en el próximo encuentro entre Macri y Milei, que podría darse este miércoles.

Los diez gobernadores electos de JxC –aún con sus diferencias internas– no ven conveniente ese camino. Además de la preocupación por la fragilidad del próximo gobierno y de la situación económica del país y de sus provincias –varios advierten que no tienen fondos para pagar los aguinaldos y los sueldos de enero– entienden que integrarse al gobierno de Milei es regalarle el lugar de oposición al peronismo y facilitar su resurrección luego de la derrota electoral.

“Los gobernadores no se van a inmolar por un cargo en el Ejecutivo, tienen otras prioridades. Caer en eso, además, sería entregarle al peronismo un espacio que hoy no tiene. Que se renueve y se convierta en alternativa. Eso es lo que tenemos que construir nosotros, no regalarlo”, razonaban cerca de un gobernador radical. “Por eso, también, insistimos en mantener la unidad, aunque sabemos que se viene un período complejo para Juntos por el Cambio”, sostenían, y dejaban abierta la puerta a una nueva serie de reuniones esta semana, en búsqueda de la cohesión que se advierte esquiva.

El encuentro fue en el exclusivo Club Alemán de Equitación, en Palermo. Por el radicalismo participaron los gobernadores electos de Jujuy, Carlos Sadir; de Santa Fe, Maximiliano Pullaro; de Chaco, Leandro Zdero; de Mendoza, Alfredo Cornejo; y de Corrientes, Gustavo Valdés. Por el PRO dieron el presente Jorge Macri (CABA), Rogelio Frigerio (Entre Ríos) e Ignacio Torres (Chubut). También estuvo Marcelo Orrego (San Juan), mientras que Claudio Poggi sólo mandó la firma. Entre otros legisladores y dirigentes, estuvieron el propio Ritondo, Miguel Ángel Pichetto y Silvana Guidigi, quien dió la nota gritando a los cuatro vientos que Bullrich es la líder del espacio. La Coalición Cívica de Elisa Carrió estuvo ausente con aviso: ya pegó el portazo hace tiempo.