Luciano
Top
Image Alt

Acevedo compara al Gobierno con la era Menemista

  /  Política   /  Acevedo compara al Gobierno con la era Menemista

Acevedo compara al Gobierno con la era Menemista

 

 Críticas incisivas apuntan a falta de protección laboral y paralelismos con políticas de los años noventa

 

El diputado nacional por Santa Cruz, Sergio Acevedo, ha levantado la voz en el Congreso para denunciar lo que él describe como un alarmante retroceso en las políticas laborales del gobierno actual. En un discurso cargado de críticas, Acevedo arremetió contra las medidas que, según él, favorecen a los empleadores en detrimento de los trabajadores, marcando paralelismos preocupantes con la era neoliberal del ex presidente Carlos Saúl Menem.

En su intervención, Acevedo desmanteló la creencia gubernamental de que la flexibilización laboral y la reducción de costos beneficiarían a la empleabilidad. Argumentó que esta estrategia solo sirve para aumentar las ganancias de las grandes empresas a expensas de los derechos y la estabilidad de los trabajadores. Sus palabras reflejan una profunda preocupación por la creciente precarización laboral y la falta de políticas efectivas para abordarla.

El diputado también puso en tela de juicio la supuesta protección laboral, señalando la ambigüedad en torno al derecho a la huelga y la posibilidad de sanciones arbitrarias por parte de los empleadores. Esta falta de garantías laborales, según Acevedo, deja a los trabajadores vulnerables a la explotación y el abuso por parte de aquellos que detentan el poder económico.

La comparación con la era Menemista no fue accidental, sino una advertencia sobre los peligros de retomar políticas económicas que ya han demostrado su fracaso en el pasado. Acevedo recordó los estragos que las medidas neoliberales causaron en la sociedad argentina, desde el aumento del desempleo hasta la desigualdad, y advirtió que el gobierno actual parece estar siguiendo el mismo camino hacia el desastre.

En conclusión, las palabras de Sergio Acevedo resuenan como una advertencia urgente sobre los peligros de sacrificar los derechos laborales en aras de una supuesta competitividad económica. Su denuncia apunta a la necesidad de una política que priorice el bienestar de los trabajadores y la equidad social sobre los intereses de unos pocos privilegiados. En un momento de incertidumbre y descontento social, las palabras del diputado resuenan como un llamado a la acción para proteger los derechos laborales y evitar un retroceso hacia políticas que ya han demostrado su fracaso.