Top
Image Alt

Juane Braccalenti: Con sello patagónico

  /  Cultura   /  Juane Braccalenti: Con sello patagónico

Juane Braccalenti: Con sello patagónico

Juane Braccalenti, presenta «Estepario» su segundo disco con canciones que aluden al ser patagónico.

 

Tanto en su disco anterior: Estuario (2018) como en Estepario (2021) con letras propias y de otros autores como Mario Novack / Héctor Rodolfo Peña/ Nahuel Ortega, las canciones incluidas consagran a la región en música e imágenes poéticas: Zamba nevada, con la voz invitada de Sol Belous, Huella Tropera cantada a dúo con Eduardo Guajardo, Flor de Calafate, o en Talenkes junto con Pancho Spaccarotella, Cielo de Santa Cruz, La Calafateña, y Estepario, y hasta en el lado más juvenil de Kayak, junto a Gustavo A. López, en un ritmo litoraleño.

En el kaani María Reina, coexiste además la memoria de pueblos originarios, historia que reivindica a la reina de la Patagonia, líder tehuelche muy recordada y defendida por su pueblo. Y sin duda la entraña más visceral se trasluce en Habitante austral que va al detalle del ser patagónico.

LCV – En este disco se nota un gran arraigo a tu región de origen, desde el nombre mismo, sentiste que el momento que atravesamos te impulsó a reforzar esta idea, o es algo que venías trabajando desde el disco anterior?

JB – La idea de “Estepario” en principio refiere a aquel que habita la estepa patagónica y que tiene que vérselas no solo con las dificultades propias de esa geografía sino con su propio desierto, el existencial. Allí el arraigo es fundamental porque es una de las razones que hacen que pueda colmar de sentido su existencia, pero para ello necesita reconocerse, valorarse y elegirse en su hacer cotidiano. Esta perspectiva, este punto de partida, también aparece en “Estuario”, mi primer disco y es por eso que sí, que “Estepario” se presenta como una continuación del trabajo anterior. Si bien este nuevo disco se comienza a gestar en 2019, la pandemia logra consolidar esta idea de tener que “hacerse en el desierto”, de tener que buscar nuevos sentidos y reinventarse. Tal es así que la canción que le da nombre al disco fue terminada en Agosto del 2020.

Este tiempo de resguardo sanitario te llevó a volver de Buenos Aires a Río Gallegos, creés que hubiera sido el mismo disco si lo hubieras hecho en la gran ciudad?

En realidad la pandemia me encontró en Buenos Aires y el proceso de composición, grabación y producción del disco lo realicé allá. En ese sentido creo que la distancia me permitió visualizar mejor lo que quería decir y desde qué lugar.

Por un lado están las canciones y por el otro el orden en que se presentan esas canciones. Por el lado de las canciones lo que busco es que lo que se cuenta este atravesado por el paisaje y que a partir de allí surja el vínculo que me une a él, que me haga ser parte de él, que me haga sentir identificado. En ese sentido la selección del repertorio tiene que ir por esa línea. Durante el proceso ya habían canciones que cumplían con ese requisito pero faltaba el concepto integrador que le dé consistencia al disco, ahí es cuando surge “Estepario”. Una vez que dí con el concepto, busqué desarrollarlo un poco más, y así fueron surgiendo “Habitante Austral”, “Talenkes” (ambos en coautoría con Pancho Spaccarotella) y “Estepario”.

En este link podes escuchar el disco “Estepario” completo: https://www.youtube.com/watch?v=YLVhnNWEB94&t=2090s

Es decir que por un lado visualizo algo y tomo decisiones, pero por el otro hay muchas de esas decisiones que van apareciendo en “el hacer” y van encontrando su caudal, su horizonte.

Luego, una vez que ya estaban las canciones grabadas y producidas el desafío era buscar el orden en que se iban a presentar, con la intención de que el oyente pueda escuchar el disco de principio a fin. En ese sentido intenté reparar en las distintas dinámicas, puntos de encuentro, temáticas y reposos, etc.

 

Cómo ves el panorama de la canción nueva, de la canción joven en el país? Sos un rastreador de nuevas tendencias? O te nutrís de tus referentes?

Creo que cada vez se comienza a valorar más lo que significa componer y escribir canciones y eso es sumamente importante para los jóvenes, pues hacer canciones nos colma de sentido, de esperanza, es un bálsamo para comunicar y conocer lo que sentimos y pensamos. Creo que comienza a haber más movida de cantautores en géneros que son históricamente más tradicionales como el Tango y el Folklore, quizá influenciados por la movida rockera o indie donde se alienta desde el vamos a la composición. En ese sentido se da una mixtura que considero sumamente vital.

En lo personal estoy abierto a escuchar cosas nuevas, no es algo que busque acérrimamente todo el tiempo pero me gusta sorprenderme. Y sí, los referentes siempre están ahí como un faro, mostrando las señales para no perderse.

 

 

Cómo fue el proceso de grabación de Estepario?

El proceso de preproducción comenzó en Abril del 2020 y lo realicé desde mi casa, ahí grababa las maquetas y se las enviaba a Leandro Álvarez que se encargaba de producir las canciones. En ese proceso intercambiamos muchas ideas que tienen que ver con encontrar la identidad de cada canción, su propio clima, la instrumentación con la que se va a acompañar, la producción de sentido, los arreglos, etc.

Con Leandro ya hemos trabajado juntos en mi disco anterior y, además de comprender a la perfección lo que propongo, se involucra y suma notablemente desde su rol. Es un gran profesional y trabaja con un equipo de primer nivel. Cuando estaban las maquetas terminadas grabé las tomas definitivas con el ingeniero de grabación Marcelo Díaz en su estudio personal, y comencé a enviárselas a los distintos invitados que tuvo el disco para que graben sus tomas definitivas. En ese sentido fue un disco netamente producido en la virtualidad.

Nos pudimos ver las caras con Leandro recién en diciembre del año pasado, y las grabaciones de los invitados llegaron desde El Calafate, Río Turbio (Prov. de Santa Cruz), Necochea y Capital Federal. Una vez que contamos con todo el material se comenzó el proceso de mezcla y mastering que llevaron a cabo Leandro junto a Nacho Molino, ingeniero de mezcla y master, que vive en New York y que ha trabajado con reconocidos artistas de renombre mundial como Rubén Blades, Carlos Vives, Diego Torres, CJ Ramone, etc.

 

Te sorprendió la posibilidad de ser nominado a un premio de tanto prestigio como los Latin Grammy?

Sí, la verdad que la postulación me llenó de sorpresa y felicidad, sobre todo el sentir que esta música de raíz patagónica pueda participar de una instancia internacional, cruzar las fronteras y ser escuchada por públicos impensados es algo que me llena de curiosidad y entusiasmo. En ese sentido para mi ya significa ganar. Al mismo tiempo es un empuje, un aliciente que me llena de confianza para seguir produciendo.

 

Tiene Juane Braccalenti una canción viva? Cuál sería? O debe aun componerla?

Creo que la canción que me sigue sorprendiendo es “Nagual” que aparece en mi primer disco. Si bien ya tiene varios años, pues fue compuesta en 2009, cada vez que la canto siento que tiene algo de actualidad, es de esas canciones que siempre cae bien parada y por eso podría decir que está viva.

Fuente: La Canción Viva

Compartir Nota